Kuskulito's txoko

Funesto fin de semana para los amigos de Nelo

El fin de semana pasado sufrimos casi seguidas las pérdidas de dos amigos.

El sábado Greis, una jerba del mismo color que su nombre, nos dejó muy repentinamente. Antes de irse su dueño a la tarde, estaba jugando con su compi de jaula, León, tranquilamente, pero a la noche ya nos había dejado.

Su compañera de jaula, León (después de ponerles el nombre nos enteramos de que eran hembras) estaba agitada, pero parece que ahora sigue con su vida, aunque la echa de menos.

Las desgracias no vienen solas, y el lunes (dos días después de lo que os acabo de contar) nos dejó Sua, un pastor alemán que ya llevaba un tiempo con achaques propios de su edad. Sua significa "fuego" en euskara, nombre que le pusieron por tener el pelo muy rojizo. A nivel personal, Sua supuso para mí dejar de tener miedo a los perros, en especial a los grandes; de pequeña fui mordida por dos perros y había un perro enorme en el barrio al que todos temíamos. Sua siempre quiso jugar conmigo cada vez que iba a su casa; pasaba a mi lado golpeando con la cabeza mi bolso (como hace Nelo cuando le cae una tela encima) y el primer día que lo vi se puso de pie, con las patas sobre mis hombros, mirándome directamente a los ojos. Enseguida lo conocí mejor y supe que no tenía que tenerle ningún miedo: era un perro juguetón, cariñoso, obediente, bien educado. Siempre confié en que no me mordería porque no tenía ni un ápice de maldad. Sua fue capaz de reconciliarme con su especie.

Hoy volveré a su casa, pero no me recibirá. Después de tantos años, será raro.

Nelo y yo os echaremos mucho de menos a los dos.

AGUR GREIS. AGUR SUA.

Comentarios

Muchas gracias Kuskulito por tu post, ha sido muy tierno. Te lo agradezco en nombre de Greis y Sua y en el mío propio.

Añadir un Comentario: