Kuskulito's txoko

General

Piedra TRIXIE

Escrito por kuskulito 26-04-2012 en General. Comentarios (0)
Ha llegado a una tienda que suelo visitar una serie de productos de la marca Trixie. No me sonaba de nada, pero tienen juguetes y chuches para roedores. Como no me podía resistir, le compré algo a Nelo.

Vi esta caja y dije: para mi chiquitín.



Pero no era la típica piedra que solo es para limarse los dientes, ¡también tenía heno y hierbas!



Un poco por Nelo y otro poco por la intriga que me producía esa mezcla extraña, lo compré a casi 3€ (es que no es una tienda barata, precisamente). Fui toda contenta a casa, para ver cómo era y si a Nelo le iba a gustar. Este es el producto:



Mmmm... tal como decía la caja es una piedra para los dientes con heno y hierbas que dispone de dos alambres en la parte trasera para poder colgarlo de los barrotes de la jaula. Desde luego, no mentía la pegatina en español. Ahora faltaba ponérselo a Nelo y ver si pasaba o no el Nelotest, una dura serie de pruebas que no pocos productos suspenden.

Nelo se acercó, intrigado al igual que yo. Lo miró, lo olió, lo miró una vez más.

- Esto... es nuevo.

- Sí, Nelo,te lo he traído a ver si te gusta, es para que no te crezcan demasiado los dientes y, además, tiene heno y hierbas.

- Ya, si ya lo veo.

Lo probó y esperó. Puso cara de "no sé si me gusta o no" y volvió a probar, esta vez con un heno.

Bueno, una semana después la piedra Trixie está tal cual la saqué de la caja. Se la pongo todos los días y todos los días va a probarla, a ver si le convence. Creo que le crea un problema conceptual.

- ¿Esto se come o se muerde?

- Pues... las dos, como los chupa-chups que tienen chicle dentro.

- Ya...

Se la voy a seguir poniendo, porque desde luego llama su atención. Unos días muerde la piedra, otros intenta comer un heno. Y así vamos. (La verdad es que es como un engendro, parece lo que pasa cuando se quieren mucho un fardo de heno y una piedra de limar los dientes).

La piedra con hierbas Trixie sigue bajo el Nelotest. No hay perspectivas de que vuelva a comprársela a Nelo, un poco porque no ha tenido el éxito esperado y otro poco porque no va a hacer falta: esa piedra va a tener el mismo aspecto que recién comprada durante muuuucho tiempo.

Si hay novedades, seguiré informando. Un saludo de Nelo y mío, gracias por estar ahí.

Cobaya mala de la tripa - Nelo pasó el finde enfermo

Escrito por kuskulito 26-04-2012 en General. Comentarios (0)
Ay... casi se me va el mes de abril sin escribir post nuevo, ¡qué vergüenza! Ahora que he buscado algo de tiempo, aprovecho y os pongo al día.

Hace dos fines de semana tuvimos a Nelo enfermo. Empezó el viernes a la tarde-noche, pero lo cierto es que no nos dimos cuenta hasta el sábado. Volví de mi clase de pintura y lo cogí como siempre, pero no se tumbó, se quedó como sentado. Empecé a acariciarlo y me di cuenta de que había una zona que al tocarla se quejaba. Como estaba encogido en lugar de estirado, pensé que era la pierna, como por el muslo, así que no le dejamos saltar solo para salir/entrar de la caja. No sería la primera vez que Nelo se lastima de esa forma, pero le divierte mucho hacerlo y se enfada si no le dejamos alguna vez al día a él solo.

El sábado a la mañana, cuando fui a verlo, casi no había comido y no tenía cacas en el suelo de su caja. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que no era la patita lo que tenía mal, sino la tripita.

Nos pasamos todo el fin de semana pendientes de él, insistiéndole en que comiera, colmándolo con sus manjares favoritos para verlo alimentarse, analizando cada pis y cada caca (si esto os parece asqueroso es que no habéis tenido un cobayo en esa situación, pero no sabéis la alegría que da ver una caca normal después de que ha estado malo).

Todo apuntaba aque algo le había sentado mal, pero ¿qué? Lo que más comió, incluso estando malo, fue heno. Esto es muy normal y también aconsejable, porque es natural, tiene fibra y es fácil de digerir. Y se le veía arrimarse a la comida, pero se mostraba reacio a probarla, como si tuviera hambre pero le diera miedo que le fuera a sentar mal.

Es extraño decirlo, pero estoy convencida de que, en cuanto supo que nosotros sabíamos que estaba malo de la tripa, Nelo se calmó. Es una teoría que llevo tiempo sosteniendo, desde que vi que cuando se le rompen los dientes no para de bostezar ante mi cara cuando lo tengo en brazos. En este caso, cuando le puse la mano para darle calor en la tripa, se relajaba.

Fue un susto gordo, porque Nelo tiene más de dos años y medio; sé que dicen en los libros que viven seis años incluso, pero en mi zona no es habitual. Cuando tuvimos enfermo a Mon, un cobayo negro precioso al que mi madre adoraba, la veterinaria nos dijo que, si ya tenía dos años, estaba mayor y nos insinuó que no le iba a quedar mucho. De hecho, la cobaya más longeva que hemos tenido no llegó a los tres años por un mes. Así que yo ya me estaba preparando para lo peor... pero hubo suerte y empezó a comer más, sobre todo manzana; luego su comida de croquetas. El domingo ya hacía cacas bastante bien y comía casi de todo.

Cada vez que se sentía mejor, comía normal y, claro, luego venían los aires y los retortijones. Así que lo cogíamos, lo tapábamos con la manta y le dábamos calor en la tripa. Incluso le dimos manzanilla con anises: yo me hice una infusión de las que vienen en una bolsa de papel y, cuando estaba fría, él se comió la bolsa. Parece que le sentó bien y empezó a quejarse menos.

Aún siguió sin estar bien del todo hasta el martes o el miércoles, pero me alegra deciros que Nelo está en perfecto estado de salud ahora y esperemos que siga así. Me alegré tanto que el fin de semana siguiente le llevé un ramo de flores a una Virgen de una ermita de por aquí.

Suponemos que lo que le hizo daño fueron las acelgas, ya que hasta hace bien poco no las ha querido volver a probar. Os pongo una foto para que veáis que ya se le ha pasado:



- ¡Nelo, no comas tan deprisa que te va a volver a hacer daño en la tripita!

- ...cras, cras, cras...

- ¡Nelo!



- ¡Ah! ¿A mí me dices?

- Sí, que no comas con tanta ansia.

- Bueno... vale...

Me da pena que por aquí no vendan comida para cobayas senior, porque sé que existen, pero en las tiendas no lo encuentro. Tienen más fibra y son más fáciles de digerir. De momento, nos seguiremos apañando.

¡Un abrazo a todos y cuidad de vuestros cobayos!

Heno Cominter

Escrito por kuskulito 29-03-2012 en General. Comentarios (1)
¿Qué tal? ya iba tocando actualizar el blog y justo a tiempo Nelo se quedó sin el heno Friskies que suele usar. A falta de pan, buenas son tortas y entré para comprarle cualquier heno en una tienda de animales.

El dueño me indicó que tenía dos tipos de heno. Uno venía en una bolsa muy poco prensado, con florecitas y todo... y sin precio. Porque lo de "florecitas" suele implicar unos dos euros más de lo normal, y ese heno solo para comer está muy bien, pero Nelo lo usa también de cama y se qudaría sin él enseguida. Así que cogí la otra marca: heno COMINTER.



Era un heno poco prensado, lo cual es de agradecer ya que en algunos es tan difícil sacarlo de la bolsa que me dejo los dedos. Me refiero al heno vitakraft, con el que el otro día me pinché dos dedos y tuve que andar quitando muchos palos para que Nelo no se lastimara al jugar en su caja.

No conocía la marca Cominter de comidas, supongo que distribuye a superficies pequeñas, como tiendas de animales. La verdad es que olía muy bien y a Nelo le está gustando. La relación calidad/precio es satisfactoria, eran 800gramos por 3,10€, nada mal para no traer palos y ser heno verde (no paja dura).

Un detalle que me gustó fue que la bolsa era mucho más ecológica que las de pvc normales:




Es una bolsa biodegradable, tan funcional para el heno como las otras, pero que ayuda al medio ambiente. ¡Buena idea!

Nelo no notó la diferencia, es más, le gustó bastante. Se entretiene comiendo una a una las hebritas de heno... es tan mono .

La tienda de animales a la que fui no vende cobayas, al dueño no le gustan porque no viven tanto como los conejos. Pues él se lo pierde.

En definitiva, es un buen heno que podría rivalizar con el heno Friskies; volveremos a comprarlo en alguna otra ocasión porque no tiene palos y no es caro. El problema del heno Friskies es que hay mucha diferencia de unos paquetes a otros, a veces huele de maravilla y está verde, pero otras está más seco y oscuro y huele a humedad. Lo de que Cominter use un material rápidamente biodegradable le suma puntos. Tanto Nelo como yo os lo recomendamos.

¡Hasta pronto y cuidad de vuestros cobayos!

¿Las cobayas muerden?

Escrito por kuskulito 11-03-2012 en General. Comentarios (0)
Menuda pregunta, esa que se hacen todos los que están pensando en comprar un cobayo pero nunca han tenido uno: ¿muerden los conejillos de Indias?

En general, los cobayos prefieren huir a enfrentarse, por lo tanto lo normal sería que no mordiera aun sintiéndose amenazado mientras pueda alejarse. Así que no, no suelen ser agresivos y no atacan.

Es como preguntar si un niño pega. Pues depende de muchas cosas, pero sobre todo del niño en concreto. Todos los cobayos que he tenido menos uno, que era muy manso y tenía poco fuerza en las mandíbulas desde antes de traerlo a casa, me han mordido en alguna ocasión. Pero esas veces se pueden contar con los dedos de una mano.

Estoy en contra de que se pegue a los animales. Ni cuando muerden. Con el dedo lo asusto un poco en plan César Millán tocándole la nariz. Sólo se lo he hecho a Nelo dos veces cuando era más pequeño, para educarlo. Pero no hace falta, él ya sabe qué está bien y qué no.

La que más mordía era una hembra que hemos tenido, Untxi, que era mucho más territorial que los machos. Pero como no he tenido más hembras desde entonces, no sé si era en concreto por el carácter de ella o si el sexo del conejillo tiene algo que ver. Y aun así, no llegaba a morder, se quedaba en un gesto.

Hay veces en las que emiten un ruido frotando los dientes: es para amenazar. Si tu cobayo lo hace te quiere decir que se siente atacado y que si no te andas con cuidado, va a intentar morderte.

Los motivos por los que han mordido alguna vez han sido dos, en general:

Opción 1: tiene miedo de que le haga daño.
Bien sea porque vamos a cogerlo o porque de verdad siente una amenaza, los cobayos pueden morder. Te mirará como diciendo: tú te lo has buscado.

Opción 2: estoy agusto y me has tocado las narices.
Esta es mucho más común en un cobayo al que queremos y tratamos bien. En ocasiones se encuentran tan relajados en brazos que basta con que le acaricies cuando no quiere para que te lance un mordisco, que puede o no alcanzarte. Es una llamada de atención: déjame en paz, que estoy aquí tranquilo.Sólo es un toque, luego suelen venir los remordimientos.

Pero Nelo, que ha sido un bicho de carácter dulce desde siempre y es un mimoso hasta más no poder, últimamente tiende a morder y todo porque se mete en su Casa Alubia y se está volviendo territorial. Si metes la mano en ella para acariciarlo ¡zas! te lanza un mordisco. Cierto es que lo hace desde lejos y no llega a tocar la mano, pero no está bien que lo haga y, como castigo, le quitamos la casa en ese mismo momento. El pobre luego se arrepiente y tenemos que hacer las paces.

- Morder no está bien.

- Ya lo sé. Lo siento...

- No pasa nada, Nelo, yo también siento haberte molestado. ¿No lo volverás a hacer?

- No. ¿Me perdonas?

- Claro que sí, cariño. Con lo que yo te quiero...

¿Cómo no voy a perdonarlo cuando me viene a buscar luego y me empieza a lamer la mano que intentó morder? Nelo sabe pedir perdón mejor que muchas personas y es muy educado. Me pone ojitos para que no le eche la bronca y lo perdone. Le funciona siempre, ¡anda, que no sabe nada...!



Así que si sois de esos padres de ahora que no habéis sabido ni educar a vuestros hijos y pretendéis comprarle una mascota, por favor, absteneos y tened algo de cabeza: vuestros hijos a los que veis al otro lado del bar en el que os tomáis el café rompiendo el mobiliario urbano no deberían tener un conejillo de Indias. Regaladles un libro para ver si aprenden lo que no pueden aprender de vosotros.

- ¡¡A esos sí que los mordía yo!!

- Sí, Nelo. Yo también.

Cobayos en invierno

Escrito por kuskulito 11-03-2012 en General. Comentarios (3)
¡Perdón, perdón, perdón! llevo sin actualizar más de un mes... ¡qué vergüenza! pero ahora que tengo un ratillo me pongo y os cuento cómo ha ido febrero para Nelo.

Donde nosotros vivimos ha hecho mucho frío este mes, más que lo normal. Nelo, como la mayoría de los cobayos si no contamos a los modificados genéticamente "skinny", tiene un buen pelaje que lo protege de las bajas temperaturas. En realidad, casi lleva peor el calor del verano.

Estas son las medidas que hemos tomado para que no se nos enfríe el cobayo:
  • Él vive en la sala y estos días no lo hemos llevado al resto de estancias, que están más frías, por precaución.
  • Cuando sale de la caja, su comida y casa se las hemos puesto cerca del radiador, para que esté más caliente.
  • Si un cobayo puede tocar el radiador, se debería vigilar la temperatura a la que está y que no queme.
  • Si vuestro suelo es de baldosa, ponedle sus cosas sobre una alfombra o manta.
  • Sed precavidos a la hora de ventilar la casa, porque las corrientes pueden ser muy perjudiciales; esto es especialmente importante si vuestra caja es "jaula" y no tiene plástico anticorrientes.
  • A la noche en mi casa se apaga la estufa y la temperatura baja. Es por eso que la caja se la subimos al sofá, que es más cálido que el suelo, y envolvemos la caja en mantas, para que retenga el calor; por supuesto, el respiradero no se lo tapamos. Sirve para jaulas y cajas con anticorrientes. Aquí os dejo una foto.



  • Intentad no bañarlo y que no se quede mojado.

Nelo no lo ha llevado muy mal, pero sí que se quedaba al lado del radiador un buen rato en lugar de ir a explorar la casa y aguantaba más rato en brazos, tapadito con la manta.



Ha pasado mucho tiempo en su Babarrunetxe o Casa Alubia, le gusta mucho y además es más cálido estar dentro que por ahí fuera.

Por lo demás, no tenéis que preocuparos porque haga frío. Vuestros cobayos tienen un abrigo propio de lo más adecuado para sobrellevarlo.

¡Cuidad de vuestros cobayos!