Kuskulito's txoko

Bañar cobayos: ¡al agua, cobayos!

Escrito por kuskulito 25-07-2010 en General. Comentarios (3)

Los cobayos, como otros roedores o como los conejos, son unos animales que se acicalan ellos solos. Se lamen las patas traseras, el lomo, el trasero y la tripita, y también se los peinan con los dientes. Para el resto del cuerpo, se lamen las patitas delanteras y se frotan con ellas la cara, los ojos y las orejas, igual que las ardillas.

Ya os dije que tienen una grasilla en el pelo que es buena para ellos y que no conviene lavarlos mucho. Pero a veces, sobre todo los cobayos con el pelo más largo en el culito, se ensucian de pis y pueden empezar a oler (bueno, en realidad es el pelo sucio lo que huele). Nelo tiene el pelo largo y para no andar lavándolo cada dos por tres, cojo con una tijerita y le corto las puntas, como en la peluquería. Si vais a hacerlo, no cojáis tijeras con punta y que os ayude otra persona, una cogiendo al bichillo y otra cortando.

¿Cómo bañar a un cobayo? A los cobayos no les gusta el agua, pero a veces, lo agradecen. Os diré como lo lavo yo.

Cojo agua templada en el lavabo del baño (se puede sustituir por un balde que pongáis en el suelo, por si os da miedo que salte y se caiga al suelo o se haga daño). Saco a Nelo de su caja y me lo llevo en brazos, el pobre ya se me va agarrando con las uñas a la camiseta cuando oye el grifo. No cojáis mucha agua, pensad que si apoyara las 4 patitas no debería mojarse la cabeza.

Lo meto en el lavabo pero solo por el culito y las patas traseras, las delanteras las apoya en mi mano o en su esponjita. Con la mano que me queda libre, le empiezo a frotar las partes sumergidas en el agua y si veo que necesita lavarse de arriba a abajo, le mojo el lomo echándole agua por encima. A Nelo se le manchan mucho los papitos, debajo de la boca a los costados, porque para dormir usa de almohada una rodaja de melón o de tomate (se le queda todo el pelo como pegado). Le mojaremos todo lo que necesite con cuidado, menos los ojos y las orejas.



Hay que estar muy atento del animal, puede intentar saltar y no hay que dejarle, se podría hacer daño no solo por darse un golpe, sino también al coger impulso.

Me echo un poco de champú en la mano (es natural, pero también le podéis echar productos específicos para lavar cobayos) y cuando digo "un poco" es UN POCO, o sea, muy poco. Hago un poco de espuma y le enjabono ligeramente las patas trasera, el culito, la pancita.

Después cojo a Nelo y lo saco del agua, envolviéndolo en una toalla. Todavía no ha acabado, queda aclarar. Quito el tapón y dejo que se vaya toda el agua y cojo agua limpia, también templada, por supuesto, y pongo el tapón. Lo vuelvo a meter y ACLARO BIEN, con ganas, no enseñándole el agua y ya. Es en lo que más tardo. Pensad que si no lo aclaramos bien, le picará y estará incómodo, tan incómodo que se estará rascando todo el rato y tendremos que volver a aclararlo.

Una vez aclarado, saco a Nelo, lo pongo envuelto en una toalla y me lo llevo a la sala, que es el lugar más caliente de la casa, donde todos estamos y donde él corre por el suelo. Me lo llevo al sofá y lo seco con la toalla. Los cobayos mojados hacen como los perros: se sacuden y te llenan de gotitas de agua, jaja! pero huelen mucho mejor. Podéis aprovechar para peinarlos o cepillarlos, a Nelo no le gusta nada, pero bueno, por el lomo sí que me deja que le cepille.



El cobayo mojado podría enfriarse, así que si veis que no está muy seco, y no lo estará, podéis coger un secador de pelo y poniéndolo a la velocidad más baja y en temperatura templada, podríais secarlo como a 40 cm de distancia, moviéndole el pelo con los dedos y no dejando el secador en el mismo sitio más de 5 segundos, para que no se queme. Si hace mucho ruido, se asustará y se querrá ir, por eso estaría bien que fuerais dos personas, una cogiéndolo y otra secándolo. Es mejor molestarlo un rato que dejarlo en el suelo y que se enfríe.

Cuando esté bastante seco, lo podéis dejar o en su caja, con bien de heno, o en el suelo, poniéndole una mantita por si tiene frío, para que se meta.

Resumiendo:
  • Lavad al cobayo cuando tengáis tiempo, lleva un rato. No es solo lavarlo, también es secarlo. Yo siempre lo hago a la mañana, antes de dejarlo en el suelo.
  • Si usais jabón, que sea muy poca cantidad y que sea muy suave o indicado para cobayos.
  • Aclarar muy bien, repetir si os parece que queda espuma.
  • Si veis que no deja de rascarse al día siguiente, lo habéis aclarado mal, cogedlo y aclaradlo, no le echéis más jabón.
  • 100% VIGILADO
  • El cobayo se secará agitándose y se peinará con los dientecitos y las patas, aun así, debéis dejarlo lo más seco posible, que esté solo húmedo. MUCHO CUIDADO EN INVIERNO o con las CORRIENTES.

Moscas, mosquitos: una amenaza

Escrito por kuskulito 19-07-2010 en General. Comentarios (2)
En verano las jaulas de los cobayos y otros roedores pueden convertirse en el refugio ideal para las moscas que entran en casa. Se meten entre los barrotes para comer su comida y se quedan al frescor de sus verduras y frutas.

En realidad, las moscas sólo son una molestia, pero a los cobayos les asustan. Un día se metió una  en la caja de Nelo y cuando fui a saludarlo, lo vi escondido y asustado en una esquina. En ocasiones, es muy difícil evitar que los insectos voladores entren, ya que en todas las casas se cuelan en verano y claro, hay que andarse con cuidado con los matamoscas y sprays antimosquitos, sólo debemos echar los aptos para mascotas y, aun así, a mí no me gustan mucho, no le echo cerca de la jaula nunca.



Son peores los mosquitos. A Untxi, una cobaya que tuve, le picó en el lomo un insecto, no sabemos si era un mosquito o no, pero se le hinchó mucho la picadura y se le quedó dura, dura. Le tuvimos que dar crema y vigilar que no se la chupara, la pobre se dejaba curar, le molestaba mucho, más que picar, le dolía. Y esa muy valiente, más que Nelo.

Si veis que hay una mosca en su caja, intentad sacarla y que no se vuelva a meter, para que no se asuste, y por higiene (vete tú a saber dónde ha tenido las patitas esa mosca). Y si vuestro cobayo tiene la mala suerte de que le pique un mosquito, mimadlo y tened cuidado por si le dais algún producto.

Juegos: JUGAR CON LA BOLA

Escrito por kuskulito 15-07-2010 en General. Comentarios (0)

Y con este juego termino ya de explicaros los 4 juegos que os dije que a Nelo más le gustan. El resto eran para cuando salía de su caja, pero este es para que se entretenga dentro.

En las tiendas de animales e incluso en supermercados, venden unas esfera-jaulas en las que meter verdura para conejos y cobayos. Distintas marcas los tienen comercializados y los hay de distintos tamaños, con una campanita colgando o sin ella, pero en general el enganche a la jaula es el mismo.



La de Nelo es de un tamaño muy adecuado para cobayos y es de color verde, de la marca Friskies. Me costó unos 3 euros y la compré en unos grandes almacenes. Yo se la lleno de escarola; la comida de la bola, al no estar en el suelo, está limpia y el cobayo se divierte poniéndose de pie y apoyándose en ella para sacar la comida de dentro.

Dueña Novata de cobayos (Paula)

Escrito por kuskulito 06-07-2010 en General. Comentarios (1)
Hola Paula!! Me ha encantado que me preguntes y por lo que me cuentas se te ve una chica muy dedicada y cariñosa con tu Nilo, seguro que pronto os hacéis amigos.

Vamos a ir por partes:

Es completamente normal que tu cobayo se haya metido enseguida en la jaula siendo el primer día que está contigo. Son unos animales un poco desconfiados al principio, hasta que no se habitúe a ti, a tu olor, a tu voz, le costará confiar. Piensa que acaba de llegar a un lugar que no conoce. De cualquier modo, haces bien sacándolo un ratito de la jaula, porque les gusta mucho pasear y estar con la gente. A veces, se ponen a correr sin nigún porqué ellos solos y son muy rápidos. Sigue sacándolo una o dos veces al día y, para que no se quiera meter tan pronto, ponle comida por el suelo y háblale mucho, empieza a llamarle por su nombre (es una cosa que aprenden). Mira cómo se queda mi sala cuando saco a Nelo:



Yo suelo sacar a Nelo de la caja y me siento o me tumbo en el sofá poniéndomelo en la tripa. A los cobayos les encanta que les acaricies, además, te comento que en las manos tenemos una grasilla que les viene bien para su pelo, si no me he informado mal. Al principio no estará mucho tiempo, pero os ayudará a estar más unidos, sentirá que lo proteges y que lo mimas. En cuanto veas que se quiere ir, lo coges poniendole una mano detrás del culo y la otra bajo el cuerpo y lo dejas en el suelo. No le acaricies por detrás, necesita ver tu mano. Acaríciale el lomo, detrás de las orejas y cuando tengas más confianza también la papada, de momento no.

En cuanto a lo del bebedero de plástico con la boquilla de metal, es el modelo que más se ve y Nelo tiene uno de esos. ¿Qué tipo de bebedero tenían en la tienda? si tenían uno así, es probable que sepa usarlo. No debería haber ningún problema, pero si ves que no bebe, coge el bebedero delante suyo, mueve la bolita para que salga agua y déjale que te chupe el dedo, para que entienda cómo funciona. Si ves que aun así no bebe, ponle un cuenquito con agua.

   
 
Aunque veas que hay muchos juguetes para perros y gatos, el mundo de los pequeños roedores y de los cobayos está todavía en pañales. Les gusta y necesitan roer, así que puedes comprarle palitos o piezas de madera o piedras de calcio. Nelo tiene una bolita que le lleno de escarola y se queda dentro de la caja, así se entretiene. Para cuando sale de la caja yo le he hecho una casita con cartón pluma y cola blanca, le sirve de refugio y se la puede comer si quiere (puede incluso que si le haces una esté más tiempo en el suelo, le protege).



Con un mes será muy pequeñito. Tú serás su mejor amiga y es importante que todos los días pases un tiempo con él, teniéndolo en brazos y dejándolo en el suelo con vigilancia (cuidado con los cables), si no se va a sentir muy solo. Si es macho, cuando tenga unos meses más verás que te deja unas manchitas blancas en la alfombra, ya te imaginas. Y si por un casual es hembra, yo tuve una y te digo para que no te asustes que tenía la regla, y su pis era un poco rojizo.

Espero haberte ayudado, creé este blog precisamente para gente que quiere saber algo práctico cuando compra un cobayo (no lo típico de otras páginas de enfermedades, cría...). Siento que el blog no esté ordenado por categorías pero si rebuscas por meses, verás información que te va a venir muy bien, de cómo juego con Nelo, de tipos de comida, etc.



Un beso para ti, Paula, y otro para Nilo, si tenéis cualquier duda, aquí estamos Nelo y yo.

Los cobayos pasan calor

Escrito por kuskulito 01-07-2010 en General. Comentarios (1)

Los cobayos son roedores procedentes de Perú y una de las características más marcadas por las que se diferencian las razas es el pelaje. El pelo de los cobayos los protege muy bien en invierno, y si se les expone poco a poco podrían estar incluso en el exterior con temperaturas moderadas pero frías.

En cambio, en verano los conejillos de Indias no lo pasan muy bien. No pueden sudar, el pelo les da calor... Hay que tener cuidado con ellos. Es ESENCIAL que tengan agua limpia y fresca (no fría) las 24 horas del día. Debemos aumentar la ingesta de alimentos con alto contenido en agua, como pueden ser las frutas o las verduras. Nelo come mucho melón y también lo utiliza de almohada refrescante (termina pringado, pero le gusta).



Nelo ha sentido la ola de calor de esta semana y su comportamiento ha variado un poco. Cuando sale de la caja a la mañana, en general, sigue estando un ratito dormido, otro comiendo y un poco menos jugando. Sigue queriendo que le haga caso, pero en vez de venir a buscarme a la silla donde estoy con el ordenador, prefiere que vaya yo. A la tarde está más sosito que cuando no hace calor, se tumba buscando el fresco y puede estar así mucho tiempo. Y en la caja duerme al lado del agua, sobre las espinacas y la escarola, para refrescarse la papada y la barriguita. Podríamos decir que como el calor lo agota, está más vago.

A la noche, cuando refresca, ¡¡quiere marcha!! Hacia las nueve, quiere salir y está más juguetón, incluso se va paseando a las zonas más frescas de la casa. Como no ha gastado energía durante el día, no tiene sueño y quiere jugar.

Si os parece que tiene calor vuestro cobayo, yo os aconsejaría que siguierais las indicaciones que os he dado, y que de vez en cuando y con más frecuencia que en invierno, le deis un baño. Lo recibirá gustoso, pero encargaros de secarlo un poco, no es cuestión de que lo dejéis todo mojado, sino húmedo. Yo me suelo mojar las manos y se las paso por todo el cuerpo. Con eso es suficiente para que sienta menos calor. Y, como ya os he dicho que duerme sobre la verdura o usa el melón de almohada, no le viene mal lavarse un poco, ¡¡jeje!!

Próximamente en Kuskulito's txoko conoceremos un gran enemigo de los cobayos, alguien que los puede aterrorizar: los mosquitos.